top of page

¿Por qué fracasó Theranos?

Si eres un empresario tecnológico aspirante, es probable que hayas oído hablar de la ascensión y caída de Theranos, una compañía de análisis de sangre que alguna vez fue considerada como una fuerza revolucionaria en la atención médica. A la cabeza estaba Elizabeth Holmes, una fundadora no técnica cuyas afirmaciones fraudulentas llevaron a su caída. La historia de advertencia de Theranos brinda información sobre los muchos desafíos que enfrentan las nuevas empresas y las empresas establecidas, desde limitaciones tecnológicas y de productos hasta problemas regulatorios, de liderazgo y cultura, y mala gestión financiera. Este artículo examinará estos desafíos y comprenderá la importancia de asociarse con expertos para garantizar la entrega exitosa del proyecto.


Blood Testing

Tecnología y Limitaciones del Producto

Una de las razones principales detrás del fracaso de Theranos fue la tecnología defectuosa que sustentaba su dispositivo de análisis de sangre. La compañía afirmaba que su dispositivo podía realizar una amplia gama de pruebas con solo una pequeña cantidad de sangre, pero la realidad era que la tecnología detrás de él no estaba adecuadamente validada. Esto resultó en la provisión de resultados a menudo inexactos, lo que socavó la credibilidad de toda la empresa.


La dependencia de la empresa de la tecnología propietaria complicó aún más las cosas, ya que los expertos externos no pudieron evaluar completamente la eficacia del dispositivo. Además de estas limitaciones técnicas, el producto no contaba con la aprobación de la FDA, y la empresa no logró demostrar que cumplía con los estándares regulatorios.


La raíz de estos problemas radica en una falta fundamental de comprensión sobre cómo se realizan los análisis de sangre. Análisis específicos requieren cantidades precisas de sangre, que no se tuvieron en cuenta en las etapas iniciales del proyecto. Se hicieron suposiciones de que las pruebas podrían realizarse con solo una pequeña cantidad de sangre, y un experto nunca evaluó estas suposiciones hasta que fue demasiado tarde para retroceder.


En última instancia, estos problemas crearon una tormenta perfecta que llevó al fraude, perjudicando tanto a la empresa como a los consumidores a los que pretendía servir. La lección aquí es clara: es crucial asociarse con expertos que puedan realizar una evaluación de la realidad, evaluar la viabilidad de una idea y garantizar que se cumplan todos los estándares regulatorios y técnicos necesarios. Esta colaboración puede ayudar a garantizar el éxito de un proyecto, minimizar riesgos y evitar un escenario como el de Theranos.


Problemas Regulatorios

Una de las principales razones del fracaso de Theranos fue su incapacidad para cumplir con los requisitos regulatorios. La empresa enfrentó numerosos problemas regulatorios y desafíos legales debido a su incumplimiento de las regulaciones de la FDA sobre dispositivos médicos. La FDA requiere que los dispositivos médicos se sometan a un riguroso proceso de revisión para garantizar su seguridad y eficacia antes de ser vendidos al público.


Theranos no pudo obtener la aprobación de la FDA para su tecnología, lo que significó que no podía vender legalmente sus productos al público. En su lugar, la empresa utilizó un vacío legal en las regulaciones que le permitió ofrecer sus servicios a los pacientes a través de su asociación con Walgreens, una cadena de farmacias. Sin embargo, esta asociación fue objeto de escrutinio después de descubrirse que Theranos había utilizado métodos tradicionales de análisis de sangre para la mayoría de sus pruebas y había tergiversado la precisión y confiabilidad de su tecnología a Walgreens y sus clientes.


Esto resultó en una serie de investigaciones y demandas contra la empresa, y su fundadora, Elizabeth Holmes, ahora enfrenta cargos penales por fraude. Ya mencionamos que es esencial asociarse con expertos para estar del lado seguro, pero aquí vemos otro resultado: no busque una forma rápida en términos de regulaciones, ya que podría llevar a graves consecuencias. Y el hecho de que la dirección de la empresa utilizara un vacío legal nos lleva a la siguiente sección.


Problemas de Liderazgo y Cultura

Uno de los problemas más significativos fue el estilo de liderazgo de la fundadora y CEO de la compañía, Elizabeth Holmes. Holmes era conocida por su enfoque y determinación intensos, pero también por su estilo de gestión secreto y a menudo autocrático. Los antiguos empleados describieron una cultura de miedo e intimidación, con Holmes regañando y menospreciando a los empleados que cuestionaban sus decisiones o desafiaban sus ideas. Esto llevó a una cultura de secreto y departamentos aislados, con empleados temerosos de hablar o compartir información.


Otro problema fue la falta de liderazgo experimentado en posiciones clave. Muchos de los ejecutivos principales de la compañía tenían experiencia limitada en atención médica o tecnología médica, y algunos no tenían experiencia previa liderando una empresa. Esta falta de experiencia puede haber contribuido a la incapacidad de la compañía para navegar por el complejo panorama regulatorio de la industria de la atención médica.


La cultura de la empresa también priorizaba la velocidad y la innovación sobre la precisión y la minuciosidad. Esto llevó a un enfoque en demostraciones de productos llamativos y apariciones en los medios en lugar de garantizar que la tecnología fuera efectiva y segura. Los antiguos empleados han informado que las pruebas se apresuraron al mercado sin una validación adecuada y que se necesitaban más medidas de control de calidad.


Estos problemas de liderazgo y cultura llevaron en última instancia a una falta de responsabilidad y transparencia dentro de la empresa y a la incapacidad de abordar las muchas banderas rojas que surgieron a lo largo de los años. Esto contribuyó a la caída de la compañía, ya que los inversores y los clientes perdieron la fe en la tecnología y el equipo directivo.



Gestión Financiera Deficiente

Theranos también sufrió de una mala gestión financiera, lo que fue uno de los principales factores en su caída. La compañía recaudó más de $ 700 millones en financiamiento de inversionistas, pero luego se reveló que la tecnología no funcionaba como se anunciaba y que la compañía había engañado a los inversionistas sobre su salud financiera.


Theranos era una empresa privada que no divulgaba información financiera al público. Esto dificultó que los inversores evaluaran la salud financiera y el desempeño de la empresa. Además, las prácticas de gestión financiera de la empresa fueron cuestionadas. Por ejemplo, hubo informes de gastos extravagantes en viajes, renovaciones de oficinas y fiestas costosas. Los ex empleados también informaron una falta de controles financieros en su lugar, con poco control de gastos o presupuestos.


Los problemas financieros de la compañía llegaron a un punto crítico en 2016 cuando se convirtió en el sujeto de múltiples investigaciones y demandas. La SEC acusó a la compañía y a su fundadora de fraude por engañar a los inversionistas sobre su tecnología y salud financiera. La compañía también fue demandada por varios inversores que afirmaron haber sido engañados para invertir en la compañía.


Como resultado de estos problemas, la valoración de la empresa se desplomó y se vio obligada a cerrar sus operaciones. La mala gestión financiera de la empresa es una historia de precaución sobre la importancia de la transparencia financiera, el gasto responsable y los controles financieros adecuados en cualquier organización, especialmente aquellas que buscan recaudar grandes cantidades de capital de inversión.


Conclusión

A história da Theranos serve como um conto de advertência para empresas de todos os tamanhos. Ela destaca a importância de se associar com especialistas da indústria para garantir que suas ideias sejam sólidas e que seus produtos atendam aos padrões regulatórios. Especialistas podem fornecer uma avaliação objetiva da eficácia do seu produto e ajudá-lo a navegar pelos complexos requisitos regulatórios. Eles também podem fornecer orientação sobre gestão financeira e ajudá-lo a evitar os problemas da má gestão financeira.


Em conclusão, a história da Theranos nos lembra que a tecnologia, limitações de produtos, questões regulatórias, problemas de liderança e cultura e má gestão financeira podem contribuir para a queda de uma empresa. Portanto, associar-se às pessoas certas é crucial para o sucesso. Ao fazê-lo, você pode evitar as armadilhas que levaram à queda da Theranos e fornecer projetos bem-sucedidos que beneficiam sua empresa e seus clientes.

Comments


Ponerse en contacto

¡Gracias por enviar!

Obtenga su consulta gratis

¡Solicite una consulta gratuita de 30 minutos hoy!

Únete a nuestra comunidad

¡Gracias por suscribirte!

bottom of page